Esas voces que escuchas todo el rato en la radio, en la tele, en un anuncio, o a ese lado del micrófono, ¿cómo lo hacen para sonar tan bien?

¿Crees que es porque tienen una voz bonita o grave?

Hola. Soy Borja Abad, locutor y actor de doblaje.

Si quieres saber cómo sonar mejor en tu podcast y sacarle todo el partido a tu voz, tengo una noticia buena y una mala.

Es muy posible que pienses que para tener una buena voz y que suene bien, tiene que ser "bonita" (yo lo hacía).

O que hace falta que te hayan dicho eso de "tu tienes buena voz, deberías dedicarte a ello o trabajar en alguna radio", o estudiar durante años en una escuela de oratoria.

No te voy a negar que todo eso ayuda, pero no todos nacemos con la voz de Constantino Romero.

De hecho, tener una voz atronadora es irrelevante.

La mayoría de locutores no tenemos una voz grave, bonita y redonda.

Sonar mejor pasa casi siempre por dejar de hacer.

Bueno. La buena noticia:

Tengo un audio donde explico 5 cosas que puedes dejar de hacer para sonar mejor.

No hay que hacer ningún ejercicio extraño. Concretamente:

  • √ Algo que hace con la boca mucha gente (incluido yo en el propio audio, y no me di cuenta) que puede espantar a tus oyentes.
  • √ Un elemento clave que tiene que tener tu podcast para sonar natural que no tiene absolutamente nada que ver con tu voz (minuto 03:03).
  • √ Cómo dar variedad sonora y hacer un pelín más interesante tu podcast con una variable muy sencilla de usar (sencilla, que no fácil).
  • √ Una sola palabra que define lo más importante de tu podcast. No es tu voz, no es el micro, no es la plataforma, no es la temática. Es algo más sencillo y a la vez más profundo.
  • √ Lo que no tienes que hacer frente al micrófono a no ser que quieras embarazar a tu oyente

Ahora la mala noticia.

Cuando lo escuches, es posible que te des cuenta de ello cada vez que escuches un podcast.

Si quieres escucharlo, deja aquí tu correo. Tienes que saber que escribo e-mails con frecuencia hablando de locución y entrenimiento y vendo mis servicios. Si eso no te interesa, puedes cerrar esta pestaña y tan amigos.


Escribo e-mails con frecuencia y ofrezco mis servicios. Si eso es un problema, no te suscribas. Puedes darte de baja cuando quieras con un clic.